Si desde hace un tiempo todas tus impresiones te están saliendo con líneas blancas, no te preocupes, ese es uno de los problemas más comunes en las impresoras a chorro de tinta. En este post te enseñaremos cómo resolverlo.

Antes que nada es importante que sepas que estas líneas generalmente comienzan a aparecer cuando los cartuchos de tinta de tu impresora se bloquean. Aunque en este momento seguramente ya estás pensando en que es hora de invertir dinero en un nuevo juego de cartuchos, te sugerimos que antes de hacerlo intentes los siguientes trucos para despejar el bloqueo.

El primer recurso es un poco de mantenimiento básico ejecutando el programa de limpieza en su impresora. Esto normalmente se encuentra en el programa de software de su impresora pero, si no podés encontrarlo ahí; intentá buscar en la opción de dispositivos e impresoras. (Esto se encuentra en ‘Hardware y sonido’ en el Panel de control en Windows 10).

Ejecutá el programa de limpieza, se conoce por diferentes nombres según el fabricante, Epson lo llama “Cabeza de impresión limpia”, Brother “Limpieza de cabezales” y “Ciclo de limpieza / limpieza profunda” en Canonl, por ejemplo.

Después de ejecutar el ciclo de limpieza, (evitá ejecutarlo varias veces ya que esto solo obstruirá el cabezal del cartucho con tinta de la impresora, de 1 a 2 veces debería ser suficiente) intentá imprimir una página de texto y una foto.

Si el programa de limpieza no funcionó y todavía ves líneas horizontales blancas en tu impresión, no entrés en pánico! Todavía hay otra opción que podés probar.

Este segundo recurso implica limpiar los cartuchos manualmente, por lo cual te sugerimos ser ordenado y cubrir la superficie en la que estás trabajando.

Instrucciones

  • Buscá un rollo de cocina, tomá un par de hojas y doblalas, manteniéndolas planas.
  • Humedecelas ligeramente con agua tibia.
  • Sacá el cartucho de tinta de la impresora y presioná ligeramente el papel húmedo sobre el cabezal de impresión durante 30-60 segundos.
  • La hojas ahora deberían tener un parche empapado en tinta con rastros de todos los colores.
  • Limpiá el cartucho de tinta unas cuantas veces con otro trozo de papel de cocina seco. En unos segundos ya deberían comenzar a verse los colores.
  • Volvé a instalar los cartuchos de tinta y ejecutá el ciclo de limpieza del cabezal una vez más.

Con suerte esto resolverá el bloquedo y podrás seguir imprimiendo sin problemas. 😀

Recordá: Los cartuchos de impresión obstruidos suelen ser un problema de inyección de tinta y, por lo general, no afectan a las impresoras láser ya que estas trabajan con cartuchos de tóner.